¿Cómo el COVID-19 está transformando el comportamiento de los consumidores?

¿Cómo el COVID-19 está transformando el comportamiento de los consumidores?

Image source: Unsplash

En un periodo de tiempo muy corto, el COVID-19 ha causado un gran desajuste para muchos. Muchos negocios se pararon o frenaron en cuestión de semanas.

Mientras algunos sectores como los productos desinfectantes, jabones y papel higiénico vieron sus ventas multiplicadas, la gran mayoría de empresas se enfrentan a retos difíciles en estos tiempos inciertos. 

Los hábitos de compra se dividen entre las necesidades esenciales y las secundarias. La mayoría de países ha sufrido el confinamiento y muchos comercios tuvieron que cerrar.

Ya no podemos prever cómo se desarrollará el comercio en las próximas semanas o meses, pero sí podemos analizar cómo el COVID-19 está transformando los hábitos de consumo, y adaptar nuestras estrategias a las necesidades de nuestros clientes.

El COVID-19 ha transformado los hábitos de consumo

Las prioridades de los consumidores han cambiado a nivel mundial. Salir a comer con amigos o pasarse la tarde en un centro comercial ya no es parte de las actividades frecuentes. Asegurar que no nos faltarán mascarilla y gel alcohólico es la nueva norma.

Comprar online ya era una de las actividades más populares en el mundo, pero el confinamiento ha hecho que cada vez más consumidores recurran a este método. Según Statista, los ingresos del comercio digital podrían alcanzar 6.540 billones de dólares en 2022. A pesar de la reapertura de los comercios de calle, la gente sigue comprando online, por precaución o costumbre.

Comprar desde casa es cómodo y se ha convertido en un pasatiempo durante la cuarentena. Mientras algunos han hecho de la compra online su nuevo hobby, otros han equipado su casa con material de oficina, o juego y gadgets para pasar el tiempo.

En MONEI, hemos notado un incremento en la creación de tiendas online, alcanzando un total de 233 negocios en los últimos meses. A mediados de abril 2020, los ingresos digitales crecieron un 68% en los Estados-Unidos.

El COVID-19 y el futuro de los negocios

El effecto del COVID-19 sobre el panorama del e-commerce es evidente, y tenemos que entender cómo las cosas evolucionarán a partir de ahora. Muchas de estas nuevas tendencias se mantendrán a largo plazo y definirán el futuro del e-commerce y por ende del comercio en general.

Pagos Contactless

Incluso antes de la pandemia, sabíamos lo sucio que es el dinero en efectivo. Los escáners de tarjetas también pasan de mano en mano, aumentando el riesgo de contaminación. Es ahora más importante que nunca evitar el contacto físico, y muchas empresas han optado por sistemas de pago "contactless".

Compra directa de comida online

Debido a las medidas de confinamiento y el miedo a comprar en persona, las compras de comida online se han disparado. Comprar comida y otros productos para la casa desde la comodidad del sofá será ciertamente una tendencia duradera. Los consumidores seguirán contando con sus servicios de entrega a domicilio, y los supermercados online seguirán ganando popularidad.

Algunas tiendas físicas también lanzan su propio servicio de compra online y entrega para competir con los nuevos players.

Las empresas desarrollan su estrategia digital

Con la pérdida de consumidores en las tiendas físicas, es vital para los comerciantes tener una buena presencia en Internet.

Las empresas que quieren sobrevivir y seguir creciendo han de dar el paso hacia lo digital. Es crucial asegurar que la versión digital de una marca sea eficiente, sencilla y que proporcione una experiencia de compra excelente.

El proceso de cierre de compra (o checkout) de tu e-commerce ha de ser seguro y sencillo. También tienes que contar con proveedores rápidos y efectivos para tu proceso de entrega.

El auge de la automatización

La automatización en el comercio no es una tendencia nueva, no surgió con la pandemia, pero sus varios beneficios en cuanto a costes y reducción de la necesidad de trabajo humano (lo cual implica contacto humano), hacen que el auge de la automatización no parará con el fin de la pandemia.

Compra sin checkout

El servicio Amazon Go’s es el líder incontestable en el sector de la compra de comida sin checkout (o cierre de compra). Con las medidas de distanciamiento social, es probable que este sistema (basado en inteligencia artificial) siga creciendo en los próximos años. El alemán Aldi, cadena familiar de supermercados, está desarrollando una tecnología similar de compra sin checkout.

Mientras la seguridad de los consumidores sigue siendo una prioridad para los comercios físicos, este tipo de tecnologías continuará creciendo.

Entregas a domicilio

La experiencia de la entrega a domicilio no es completamente nueva, pero su popularidad ha crecido con el Coronavirus. Por ejemplo, Shopify ya ha añadido una actualización de las opciones de entrega de productos para que los vendedores puedan ser más flexibles en tiempos cambiantes. Este sistema era ya habitual para los supermercados y los restaurantes; está ahora en plena expansión para productos que tradicionalmente se compraban en tiendas físicas.

Cambios ahora y en el futuro

Las consecuencias del COVID-19 no se olvidarán. El balance vital y económico es demoledor y a escala global. Algunos negocios no han sobrevivido, muchos han perdido su empleo y el comercio ha sido afectado de forma drástica. Con una catástrofe de estas dimensiones, es inevitable que los cambios provocados sean duraderos.

Mientras el futuro es ahora más incierto, ya sabemos que el Coronavirus habrá tenido un efecto fundamental en el comportamiento de los consumidores y en el porvenir del comercio.

Black Friday & Cyber Monday: 10 ideas para tu e-commerce en tiempos de COVID-19¿Qué es 3D Secure? ¿Cuáles son sus ventajas para las tiendas online?